En más de una ocasión al perforar en las baldosas del baño o cocina hemos tenido el pánico a perforar alguna de las tuberías de agua de la casa. Esto es evitable, aunque no siempre al cien por cien. Aquí van nuestros consejos para hoy viernes.

Cuando tenemos que colocar una estantería, o un plafón, en un baño o cocina podemos tener la mala experiencia de perforar las tuberías que discurren por detrás de los azulejos. Existen técnicas para hacerlo de forma segura siempre que desconozcamos por dónde pasan.

  1. En los apartamentos modernos es mucho más fácil, las conducciones de agua siempre son en vertical, no se suelen hacer codos ni para las entradas de agua, ni para las bajantes. Siga siempre la trayectoria de un grifo en vertical y así evitará perforar su tubería.
  2. Otro truco que puede llevar a cabo es el de usar un detector de metales para las tuberías, también útil para conducciones eléctricas. El precio de este tipo de aparatos suele oscilar por los 60 Euros, los encontrará en tiendas especializadas.
  3. Puede taladrar con cuidado y no arriesgarse pues normalmente una broca no necesita entrar más de 5 centímetros dentro de la pared. De este modo suele tener una sujeción más que aceptable. También dependerá del tipo de taco que utilicemos para obtener mejores resultados.
  4. El oído es un buen instrumento también, y taladrando con cuidado es posible escuchar cuando hay un cambio de material (de la piedra al metal). Pero si a pesar de todos estos consejos no se atreve, pruebe con los adhesivos del tipo “no más clavos”. No es igual de profesional, pero al menos es seguro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Post Navigation